Región, Viernes 4 de Septiembre de 2020 a las 19:34

VIÑETEROS DEL BIOBÍO HACEN FRENTE A LA CONTINGENCIA CON NUEVAS FORMAS DE COMERCIALIZAR

Desde 2015, cada 4 de septiembre se celebra el Día Nacional del Vino como una forma de reconocer su importancia económica para el país y, al mismo tiempo, para recordar su valor histórico que representa la identidad nacional en Chile y en el extranjero. 
  La declaración de esta ley tiene como finalidad reconocer un producto que forma parte de la cultura tradicional y que se constituye como atracción turística para visitantes extranjeros, además de destacar la industria vitivinícola chilena, la cual lidera a nivel americano y en el hemisferio sur.

 
  Sin embargo, a raíz del Covid-19, este rubro se ha visto golpeado, especialmente el segmento de los pequeños productores vitivinícolas, quienes basan su comercialización en eventos y ferias costumbristas. Pero que a pesar de todo, continúan produciendo vinos, comercializando a través de sus redes sociales, realizando delivery y entregas a tiendas especializadas. 


  Así lo pudieron constatar las autoridades del agro regional, en una visita que efectuaron a la Viña “Sol de Los Mayos”, ubicada en el sector de Rahuil Alto, en Florida. 
 En la ocasión, los dueños de casa, Pedro Fuentes y Gloria Castillo, dieron a conocer al seremi de Agricultura, Francisco Lagos, y al director regional de INDAP, Odín Vallejos, los años de trabajo que hay detrás de sus viñas de las variedades País, Moscatel y Cinsault. 


 “Nosotros llevamos décadas trabajando las viñas, elaborando vinos que han ganado medallas de oro, y que gracias al apoyo de Indap, hemos podido desarrollar un proyecto familiar de vinos ancestrales de calidad”, indicó Pedro Fuentes. 


  Actualmente cuentan con 4 hectáreas de viñedos, sala de recepción de público, y sala de envasado, que les ayuda a avanzar en un proyecto de enoturismo, que les permitirá abrir sus bodegas para recibir a turistas regionales y nacionales. 


  Además, integran el Gestor Comercial “Itata Sur”, al cual pertenecen 11 pequeños viñateros de Florida y algunos de Tomé, que con financiamiento de Indap y a través de la Consultora Tierra Verde, reciben asesoría técnica, para mejorar los procesos de vinificación, embotellado y ventas; para lo cual están potenciando la marca “Itata Sur” con el objetivo de comercializar sus cepas patrimoniales con una identidad que los vincule a la Región del Biobío y a la Provincia de Concepción. 


  El seremi de Agricultura, Francisco Lagos, destacó que el emprendimiento de don Pedro Fuentes y su familia, ejemplifica el trabajo que realizan los 586 productores vitivinícolas de la Región del Biobío, que hoy en día se encuentran repartidos en el Valle del Biobío y el Valle Itata Sur. “Es precisamente acá en Florida, donde los agricultores se han asociado, cuentan con un centro de acopio, están mejorando lo que producen a través del manejo de la vid, comercialización la uva y el vino, y fomentando el desarrollo turístico vinculado al vino patrimonial”. 


   A su vez, el director regional de Indap, Odín Vallejos, afirmó que actualmente la institución apoya en la Región del Biobío a 305 pequeños viñateros con asesoría técnica, inversiones, y fomento a la comercialización, “el rubro vitivinícola es fundamental, por ello quisimos destacar en el Día Nacional del Vino el trabajo que realiza don Pedro Fuentes; sin dejar de lado a los agricultores de Santa Juana, Tomé, y del Valle del Biobío, quienes también se dedican a la elaboración de vinos, cepas: Malbec, Cabernet Sauvignon, Cinsault, País, Moscatel de Alejandría, Chardonnay, Sauvignon Blanc, entre otras”. 


 La visita a la Viña “Sol de Los Mayos” fue complementada con una cata guiada por el enólogo Jorge Leiva, quien explicó las cualidades de los vinos del territorio Itata Sur, su tipología atendiendo al color, envejecimiento, calidad e identidad geográfica, y el carácter especial de algunos tipos de vinificaciones.  


   Cabe destacar, que de un total de 586 productores vitivinícolas de la región, un 48% está ubicado en Provincia de Biobío y un 52 % en la Provincia de Concepción, es decir, 280 y 306 viñateros, respectivamente.  
   Mientras que la superficie de viñas en la zona es de 2.524 hectáreas, de las cuales, 2.047 (81% a nivel regional) están en el Valle del Biobío, produciendo principalmente variedades como Pinot Noir, País, Chardonnay, Moscatel de Alejandría, Sauvignon Blanc además de Riesling, Cinsault, Malbec, Cabernet Sauvignon, Gewurztraminer, entre otras. 


   En cuanto a la producción regional de vinos, según el catastro vitivinícola del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), durante el 2019 se alcanzaron 358.124 litros, de los cuales, 219.481 no tienen denominación de origen, 127.523 con denominación de origen y 11.120 con uva de mesa.